TERRITORIO INDÍGENA y PARQUE NACIONAL ISIBORO SÉCURE

T I P N I S

Página principal | Datos | Culturas | Fauna | Flora | Subcentral TIPNIS | Campaña | Documentos | Fotografías

     
 

MENSAJE AL NARCOTRÁFICO
Por Humberto Vacaflor*

 
 

 

En estos días de alarma por la inflación se han dado los últimos detalles al proyecto de construcción de la carretera que es considerada el mayor ecocidio de Sudamérica, un ataque brutal a la naturaleza y a la biodiversidad.

La carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos fue definida por José Serra, el candidato opositor que rivalizó con Dilma Rousseff, como la “rodovía da cocaína”.

Que el señor Serra haya perdido las elecciones no disminuye la gravedad de esta situación. La carretera llevará a la destrucción de la riqueza del parque Isiboro-Sécure, como lo han denunciado los pueblos originarios de la zona.

Mientras el Gobierno de Ecuador se destaca por salvar el parque Yasuni, considerado el mayor reservorio de biodiversidad de ese país, en Bolivia se está procediendo a la destrucción del parque equivalente.

Dice el científico Edward Wilson que los parques similares del planeta que contienen grandes concentraciones de biodiversidad sólo representan 1,7 por ciento de la superficie del planeta.

El Isiboro-Sécure es uno de esos puntos, pero el Gobierno boliviano lo ha condenado a muerte.

Los cocaleros, que serán los beneficiados con este proyecto, ya han puesto sus banderas en el parque.

Ahora sólo falta que la carretera lo atraviese, lo quiebre y lo destruya.

Un banco brasileño, el BNDS, es el que concederá el crédito de 320 millones de dólares para esta obra, que se impone pasando por encima a todas las voces de protesta.

La solución del presidente Rafael Correa para salvar el parque Yasuni fue pedir que la comunidad internacional aporte con recursos para compensar a Ecuador por no explotar el petróleo de la zona.

Si se pudiera hacer una propuesta similar se tendría que pedir a las mafias del narcotráfico que perdonen el parque Isiboro-Sécure, que no lo conviertan en otro Chapare.

Correa negoció con uno de los mayores poderes económicos del mundo, el de las petroleras. ¿Será posible pedir al poder mundial del narcotráfico que perdone al parque Isiboro-Sécure?

Todos los bolivianos tendríamos que ponernos en esta campaña.

* Columnista - 2/02/2011

 

Página principal | Datos | Culturas | Fauna | Flora | Subcentral TIPNIS | Campaña | Documentos | Fotografías